Este post está basado en mi experiencia de años trabajando en marketing y acompañando y guiando a emprendedores y negocios, como con toda información: cuestiona y déjate sentir 💓 si te expande, es el camino⁠

Hoy he sentido compartir este post, porque no paro de encontrarme en sesiones individuales, curso online y en la membresía personas que me cuentan cómo se sienten respecto a hacer las cosas diferentes que han “aprendido” a través del marketing: vender sin crear una landing page, simplemente compartiendo cómo pueden ayudar a las personas que les preguntan por sus servicios, tomarse un respiro, unas vacaciones o incluso desconectar de redes: ¿está bien sentirse bien por tomarse un respiro? ¿va a pasar algo si no estoy todo el día conectada? …⁠

Me encantaría leer en los comentarios si:⁠

– En algún momento te has sentido culpable por no hacer las cosas que se supone “que hay que hacer” para tener un negocio online (u offline), o incluso si has sentido que te ibas a quedar atrás, ibas a fracasar, no ibas a generar dinero o incluso la gente se iba a “defraudar” y dejarte de seguir⁠

– En algún momento has sentido que si no comprabas un curso, producto o servicio no serías suficiente, o incluso te has sentido forzada a comprar algo en un determinado periodo de tiempo y te han sugestionado o criticado⁠

– Te has criticado o cuestionado por pensar de una manera diferente, por sentirte agotada y necesitar desconectar y descansar y lo has hecho, con una voz crítica o dudando de ti de si estaba bien, de si es lo correcto o directamente no lo has hecho, porque eso no es lo que se debe hacer⁠

Y te reconozco…¡me da mucha rabia! Este tema me enciende porque yo…LO HE VIVIDO tanto como clienta como profesional, de primeras, pensaba que esa era la forma en la que tenía que compartir mis servicios o productos para que la gente lo compraba y sí, recibía ventas…pero la energía que las rodeaba no era de amor, respeto y valor acerca de lo que hago sino de urgencia, de sentirse insuficiente, incluso de supervivencia (sino lo compro me quedo atrás)⁠

Como profesional: decirte que me sentía desgastada, incómoda, infravalorada: un reflejo de que la energía no miente, esa no era mi manera

Como clienta que ha comprado leyendo textos de urgencia, en los que cada palabra duele, o incluso estar indecisa y sentir agobio, porque la otra persona me escribía (e incluso llamaba) para que tomara la decisión en un periodo corto de tiempo, de manera impulsiva (y yo, con mi autoridad emocional en el diseño humano, sé que esas decisiones no me nutren)

Mi compromiso: abrir consciencia y posibilidades en el mundo de los negocios, del emprendimiento y del dinero: sí se pueden hacer las cosas de manera diferente, el camino de la alegría, del disfrute, de la expansión e incluso de lo que se te da fácil… es el camino que la vida quiere mostrarte, te invito a abrirte a él, como si fuera un experimento o juego, con la curiosidad de un niño, prueba durante una semana o un mes, déjate sentir qué cosas me apasionan, me hacen feliz, las leo y me vibran, hacen que mi corazón baile… bella, ese es el camino

Si en la vida ya hay dolor y sufrimiento… por qué no elegir este camino de crear y vivir tu negocio desde ese gozo, háztelo fácil, prueba, sonríe, investiga, siente y elígete
Y si estás pensando en comprar algo pero sientes incomodidad o mientras lo lees o visualizas sientes que te falta algo, que no eres suficiente por ser quien eres, que sin “eso” eres menos profesional… te invito a decirte (en voz alta o no): Soy suficiente por el mero hecho de existir, llevo por delante más de lo que me imagino y desde ahí… elige