Tú eliges con qué clientes trabajar
Tu energía es un bien preciado que cuidar
No eres para todo el mundo
tu sabiduría
tu presencia
tu suma de dones, talentos y peculiaridades
no es para todo el mundo

Y eso es absolutamente perfecto

Aún recuerdo la primera vez que como autónoma rechacé un proyecto, me ofrecían más de 1.000 euros por hacer una formación de SEO (lo que fue mi especialidad al especializarme en marketing) en una escuela de negocios y capacitación… pero tenía que crear todos los contenidos esa misma noche y comenzar a dar la formación la tarde siguiente

Lo primero que pensé… wow ese dinero me iría genial ahora mismo, lo segundo que pensé: no se están respetando mis tiempos, ni los límites que puse hace unos meses al trabajar con ese centro y desde ahí me pregunté: ¿estoy realmente siendo vista como una profesional y están valorando mi trabajo o estoy siendo una bombera apagando los fuegos y las urgencias de esa persona?

Me dí unos minutos para procesar la propuesta, pero algo dentro de mí, sabía que si la rechazaba algo mejor llegaría, porque estaba abriendo el espacio y estaba abriendo nuevas posibilidades en mi vida

Y volví a llamar y la rechacé

Wow, qué liberación, todas las urgencias, todo lo que “de pronto” tenía por hacer, dejó de existir, toda esa paz interior se convirtió en gasolina para nuevos proyectos y nuevos clientes

Pero antes de esa llamada: hubo incomodidad, duda, tensión, culpabilidad incluso: ¿quién soy yo para rechazar este dinero y trabajo?

Bella, tú, eres la persona más importante de tu vida,
tú, sabes mejor que nadie qué sí y qué no te conviene
tú, tienes toda la capacidad para elegir qué hacer y qué no
y seguro, que si lo haces con el corazón abierto
nuevas oportunidades ocurrirán y se abrirán para ti

Hoy quería compartir contigo esta reflexión porque es abundancia. porque es tu derecho divino el elegir y porque tu energía y tu presencia son un bien preciado que cuidar

El cliente no siempre tiene la razón, libera esa creencia
y sustitúyela por:

Yo elijo con quién y cómo trabajar

Yo lidero mi negocio y vida

No soy para todo el mundo y eso está bien

Soy suficiente