Cuando tenía 12 años, comencé a usar html para poder embellecer mi página de myspace: para poder volverla más creativa y sobre todo, poder disfrutar de compartir de eso que en ese instante era, o sentía ser⁠

El lenguaje siempre me ha fascinado desde pequeña y sentí que el html era un lenguaje como años más tarde, entendería la astrología, la numerología o como en el colegio entendía el francés o el inglés⁠

Hoy, estaba en la cama, reflexionando sobre el lenguaje y cómo tiene la capacidad de crear en el mundo virtual todo aquello que anhelamos, cómo utilizando una serie de código puedes traer a la vida (online) aquello que deseas: textos, imágenes, diseños, vídeos…⁠

Además, ahora, podemos elegir diferentes opciones para “comunicarlo” desde el texto o código o desde la parte más visual, con editores y otro tipo de herramientas⁠

Y así lo siento en el campo de la manifestación: hay personas que aman y que les funciona el concretar el escribir en una lista con detalle qué es lo que desean, el por qué o para qué, el escribir un día en su vida ideal y actuar acorde… y hay otras personas que prefieren lo visual: visualizar esa vida, sentir cómo se sentirían entonces y amplificar esas emociones desde el recordarse cada día ¿Qué puedo hacer hoy para sentirme más…?⁠

Cada uno de nosotros es único y es especial, tú eres la persona diseñando esa página preciosa que es tu vida y tu realidad:⁠

Elige la forma en la que usar el código y siente que como si fueran conjuros esas palabras, esas visualizaciones crean tu realidad, ⁠
tú eres la persona encargada de tomar las acciones y decisiones,⁠
permite que tu lenguaje te acompañe de la manera que más te vibre y sino sabes cuál es… prueba ambas y quédate con la que te haga sentir más expansiva y libre⁠

Gracias por llegar hasta el final de esta reflexión en la que se une tecnología, mi ser friki y la manifestación y abundancia,⁠
te abrazo fuerte⁠