En estos momentos tan extraños quiero compartir contigo 4 apoyos en mi emprendimiento que en estos momentos, me ayudan a continuar aportando luz a mi negocio y clientes:

1) Reflexionar y cuestionar fórmulas y abrir posibilidades

Por ejemplo: Esta situación de pandemia hará que no tenga ventas, porque nadie va a querer comprar en estos momentos de crisis, y te invito a preguntarte: eso que pienso… ¿Es al 100 % real? Personalmente, ayer hice una inversión en un curso maravilloso, entre esta semana y la pasada he comprado diferentes sesiones con terapeutas que me fascinan, para poder sacar el máximo provecho de estos momentos de auto-conocimiento y cueva

El mundo necesita más que nunca tu servicio, tu sabiduría, tu experiencia, en el momento en el que te sientas preparada (y como comento en el último punto «en tu centro» es decir, cuidada, con energía, con ganas) te invito a compartir esas formas que tienes de aportar oportunidades y sembrar luz a tus clientes y a los que te rodean

Se están rompiendo estructuras rígidas y sistemas en el mundo, pero quiero decirte una cosa: tú no estás en ellas, tu estás creando un nuevo paradigma, sembrando una nueva tierra desde tu corazón y eso, es magnético, el Universo / Dios / La Vida avala los proyectos que salen desde ahí, confía

2) Creer en ti y en lo que haces ¡Tienes tanto talento y poder! Conecta y revisa todo lo que llevas YA por delante: todas las experiencias, formaciones, tus talentos y dones (aquello que se te da fácil, aquello por lo que te suelen piropear o apreciar los que te rodean) Llevas una mochila única de dones, tu perspectiva… tu forma de ver el mundo… ¡ es única ! Y por tanto, tu mensaje también, nunca pienses que la gente ya ha oído demasiado sobre algo… quizá no lo ha oído de ti

PD: Eres suficiente, eres valioso, sólo por ser, no necesitas nada más, eres luz infinita encarnada, eres un puente entre lo divino y la tierra… ¡desde ahí comparte!

Tienes todo lo que se necesita para comunicar (a tu manera) y para crear servicios y productos que te hagan feliz, todo está bien y estará bien, no hay errores solo aprendizajes, todo lo que deseas es posible, si crees en ti

3) Auto-cuidado extra y prioritario antes de cuidar a otros o aportar

Ahora más que nunca nos necesitamos, necesitamos atender nuestras necesidades, escuchar nuestras prioridades, establecer nuevas maneras y rutinas que sostengan todo lo que necesitamos para sentirnos a gusto, para vibrar alto, para expandir aún más nuestro corazón (desde meditar antes o en sesiones, poner música que te encante, cuidar de dónde tomas información, limitar horas de pantallas, … todo lo que llegue a ti, prúebalo, experiméntalo, a ver qué tal te sientes)

Y por último

4) Sentir, soltar y volver a tu centro

Para mí estos apoyos son cíclicos de uno vamos al otro y continúa, podemos sentir diferentes emociones a lo largo del día e incluso de la misma hora, yo te invito a revisar qué es eso que te agota, qué estabas haciendo antes de ese momento de ansiedad o angustia y vuelve a ti, liberando y soltando cuentas de redes sociales que ya no te nutren (silenciando o borrando) entendiendo que ahora mismo te necesitas más que nunca en tu centro, no temas el que dirán, piensa en ti y en cómo te sientes, chequea contigo casi instante a instante cómo te sientes y si hay alguna cosa que puedes hacer para volver a ti y permítetelo

Eres magia, eres infinita, gracias

Shares
Share This