Inspirada leyendo los apuntes del curso online de auto-sanación mediante el sistema de sanación atlante de @losmensajesdeluniverso he querido compartir con vosotros las distintas reflexiones sobre las leyes del universo explicadas por Adrián y cómo las interpreto yo, aplicadas a nuestros negocios⁠:

Principio del mentalismo: “EL TODO es mente, el universo es mental”. Nuestro universo particular, se crea a través de lo que hay en nuestra mente, y que esto depende únicamente de nosotros, nada de fuera puede afectarnos si nosotros no queremos, por tanto, nuestra vida depende únicamente de nosotros y no de lo que hay en el exterior.⁠

  • En tu negocio:lo que crees, creas, revisa tus fórmulas ¿qué crees que es para ti ser jefa? ¿cómo crees que has de ser / qué cosas has de hacer para tener éxito? ¿crear contenido? ¿vender? ¿qué clientes crees que mereces? ¿crees que las personas no se van a poder permitir tus servicios? Elige desde lo que te hace sentir expansiva, elige desde el amor por ti y desde ahí: ¿cómo te gustaría que fueran tus servicios / contenidos / redes sociales / productos / éxito? ¿Qué es para ti? ¿Qué te gustaría hacer? Y si supieras que el éxito es inevitable… ¿Qué harías diferente?

Principio de correspondencia: “como es arriba es abajo, como abajo es arriba”. Ante cualquier cosa que nos encontremos en nuestro mundo externo, que no nos guste, nos paremos y en lugar de quejarnos de nuestras circunstancias, sintamos qué nos quiere decir el universo con ello, así puedo tomar acción y sanar el conflicto interno con lo que el conflicto externo también desaparecerá, ya que habrá dejado de reflejarse. Todos somos igual en esencia, somos en esencia iguales a Dios, somos fractales de Dios, y lo que admiramos de ellos, ya lo tenemos en nosotros, esperando a que lo despertemos.

  • En tu negocio: todas las personas, mensajes, confrontaciones que ocurren son un reflejo de una realidad interna, párate a pensar qué parte de ti piensa eso que se ha manifestado de manera externa (ese bloqueo, duda, falta…) y confía en que las personas que llegan a ti tienen el poder y medios para vivir la vida que desean, recuerda que tu responsabilidad es hacerlo lo mejor posible y poner tu mejor intención con todo lo que sabes, eres y vives.

Principio de vibración: “Nada está inmóvil, todo se mueve; todo vibra”. Todos los estados por los que pasamos son estados vibracionales, hay emociones de mayor vibración y otras de menor, y la gran ventaja de conocer esta ley, es que somos nosotros los que controlamos esa vibración, podemos subirla con nuestra intención y podemos evitar que baje por influencia del entorno. Siempre estaremos en movimiento en nuestra vida, no podemos evitar que las cosas fluyan, por mucho que nos aferremos a algo y queramos que nada cambie, ya se encargará la vida de sacudirnos para que volvamos a movernos.

  • En nuestro negocio: la única constante es la evolución, lo incierto, el cambio. Desde ahí te invito a pausar, siempre que sientas desmotivación, amargura, frustración, cansancio… Entendiendo que todo pasa, qué mejor que pausar y cuidarte para poder dar lo mejor de ti en un futuro, recuerda que tienes el poder de co-crear tu vida, desde ahí, tras el auto-cuidado qué eliges soltar, qué eliges implementar, qué eliges disfrutar…

Principio de polaridad: “Todo es doble; todo tiene dos polos; su par de opuestos; los semejantes y los antagonistas son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse. “Ninguna de las dos polaridades es mala, aunque por nuestras creencias, creemos que sentir tristeza, melancolía, pena… es malo, en realidad no lo es, son emociones que forman parte del amplio espectro que podemos experimentar, y no podemos eliminarlas, pues no hay la una sin la otra, sin tristeza no hay alegría. Tenemos tanta capacidad de ser valientes como de sentir miedo, no puedo sentir una cantidad grande de miedo, si no tengo una gran capacidad de ser valiente, pues son dos polos de una misma emoción.

  • En tu negocio: hasta qué punto es real ese fracaso, miedo, pensamiento, si ocurriera, ¿qué podrías hacer? ¿qué podrías aprender? ¿cómo podrías afrontarlo? ¿realmente es malo? ¿o es una creencia, o recuerdo del pasado?

Principio del ritmo: “Todo fluye y refluye; todo tiene sus periodos de avance y retroceso; todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda, el ritmo es la compensación.” Durante nuestra vida, de forma natural, iremos de forma constante de un polo a otro, de la polaridad negativa a la polaridad positiva y esto es lo natural, lo armónico, de esta forma nuestra vida es armónica, pues fluimos sin resistencia entre ambos polos, entre nuestras polaridades, ambas perfectas y necesarias.

  • En tu negocio: es normal que haya periodos de extrema motivación, de ganas de compartir, de ganas de revisar, retraerse, reflexionar, periodos en los que haya más ventas y periodos en los que haya menos, nuestros negocios son cíclicos, igual que nosotros, siguen sus ritmos y abrazando esos momentos de pausa, de ir para dentro, retomamos la fuerza y energía para impulsar la siguiente etapa y florecer con ella.

Principio de causa y efecto: “Toda causa tiene su efecto, tiene su causa, todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte no es mas que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la ley.” Todo lo que nos “presenta” la vida, tiene un mensaje, que podremos interpretar cuando aprendamos a vivir con consciencia. Además, nos daremos cuenta de que todas esas experiencias de esta dimensión fueron elegidas por nosotros mismos antes de encarnar, como parte de un aprendizaje necesario para lograr nuestra trascendencia. De esta ley podemos aprender que, si nos pasa algo “malo”, o que no nos guste, en lugar de quejarnos, deberemos averiguar cuál es la causa, que hay en nuestra mente que está manifestando esa situación, para así actuar sobre la causa y no quejarnos sobre el efecto.

  • En tu negocio: responsabilízate, desde el amor y la compasión por ti, por lo que ocurre, por lo que te gusta más y lo que te gusta menos y desde ahí ¿qué mensaje trae? ¿qué puedes hacer con ello?

Principio de generación: “La generación existe por doquier; todo tiene sus principios masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos.” Seamos hombre o mujer, todos tenemos el otro principio dentro de nosotros y no debemos esconderlo o taparlo, pues es parte de nosotros, para vivir en armonía debe haber equilibrio entre ambas energías, y este equilibrio será el que nos permita manifestar, crear, generar. Debemos aceptar y manifestar ambas energías. No debemos caer en el error de pensar de que somos diferentes por ser hombres o mujeres, el sexo no es más que la materialización de la energía masculina o femenina, pero todos en esencia somos lo mismo.

  • En tu negocio: Lo resumiré con el mantra / frase de poder: “Liderar desde la intuición” la suma de lo masculino y lo femenino, de la dirección y la intuición, de la acción y la receptividad, de la estrategia y la creatividad, de los periodos para afuera y para adentro.

PD: ¿Qué te parece? ¿Cuál te ha sorprendido o resonado más? ⁠

María