¿Conoces la ley del espejo?⁠

Esta ley, nos dice que todo lo de fuera (las circunstancias de tu vida) es un reflejo de tu interior⁠

En las personas que nos encontramos, en nuestras relaciones, vemos un reflejo de lo que somos, cuando admiramos a alguien, es un reflejo de lo que hay en nuestro interior y por el contrario, cuando nos enfada o molesta algo de alguien, es porque algo, en nuestro interior necesita ser atendido y escuchado⁠

Cuando comencé a escribir mi libro, quería compartir todos esos momentos en los que a través de mi negocio, fui reconociendo y transitando partes de mí que necesitaban una escucha y cariño especiales: la confianza, la intuición, la autoestima, la seguridad, el amor y valor propio, la compasión conmigo, el auto-cuidado… ⁠

Gracias a mi negocio, fui sanando, fui dándome cuenta como a través de diferentes reflexiones y acciones, no sólo ocurría en mí, sino que también en mis clientes, y de ahí surgió el nombre #NegociosMedicina

Y aunque os lo cuento en profundidad en el libro, hoy quería compartir contigo ejemplos más tangibles:⁠

1⁠

Poner unos precios bajos, mirando a la «competencia» (que como vimos ayer, no existe en realidad, somos todos compañeros y nos complementamos), atrajo clientes que no valoraban mi trabajo⁠

e l r e f l e j o⁠

Yo no me valoraba a mí misma, sentía que no era suficiente, que era inferior a otras personas que hacían algo parecido a lo que yo hacía⁠

l a m e d i c i n a⁠

Trabajar en mi valor propio y en mi autoestima, recordar todo lo que soy, todo lo que sé, todo lo que se me da fácil y amo hacer, poner unos precios que sostienen mi vida y no la de otra persona⁠

2⁠

Recibir mensajes en Instagram para resolver problemas en negocios de madrugada, en fines de semana, escribiéndome cosas no muy agradables si no respondía⁠

e l r e f l e j o⁠

No me creía profesional, no respetaba yo misma mis límites (incluso, no los tenia puestos) Creía que esas personas tenían más poder sobre mí que yo misma (Creencia limitante: el cliente siempre tiene la razón)⁠

l a m e d i c i n a

Poner unos límites sanos y respetarlos: a quién, cómo y cuándo quiero responder, siempre que haya respeto, cariño e ilusión

Si resuena contigo saber más sobre #NegociosMedicina tienes toda la info en mariacallizo.com/libro

Shares
Share This